Alojamiento o Hosting Web

Si quieres tener una web profesional y de calidad es muy recomendable contratar un buen hosting o alojamiento para tu sitio. En principio te puede parecer un gasto innecesario por algo que no sabes qué es o en que te beneficia pero con este post esperamos resolver algunas de las dudas que tengas.

En España, en los últimos años, hemos podido asistir a una importante evolución respecto al tema que nos atañe. En estos momentos existen diferentes empresas de hosting en español para elegir, que ofrecen calidad a precios módicos. Hasta hace poco tiempo esto era impensable en el país.

¿Qué es?

Un alojamiento o hosting web es un espacio en un servidor. En este espacio del servidor conectado a internet que se alquila a un proveedor, es el lugar donde puedes alojar toda clase de ficheros a los que vía internet se puede entrar. El alojamiento de ficheros en el servidor se hace de forma sencilla, es muy parecido a copiar ficheros en una carpeta local en tu ordenador. La principal diferencia es que al guardar los ficheros en el servidor contratado a un proveedor, en lugar de forma local, tus contenidos serán visibles en internet cuando así lo desees.

El motivo más común por el que se contrata un Hosting es para la creación de un sitio web. Página web se podría definir como una agrupación de archivos en formato HTML. Pero la utilidad de un hosting no se ciñe a la creación de una web, sino que permite también la descarga de archivos MP3 audio, video, documentos en PDF…

Cuando se contrata un hosting, además de los servicios básicos como el alojamiento de archivos, este ofrece otras prestaciones de gran importancia como son:

  • Servidor para correo electrónico con el que podrás tener tus cuentas de correo con el nombre de tu dominio. (correo corporativo).
  • Para almacenaje y descarga de archivos, acceso por vía FTP.
  • Almacenamiento de APPS web basadas en PHP y bases de datos con los que podremos implantar tiendas online, foros, blog, webs básicas, etc…
  • Almacenamiento en la nube al que se accede igual que si la información estuviera en tu propio ordenador.

Para contratar un servicio de hosting debes saber que:

Siempre que nos disponemos a contratar cualquier tipo de servicio, hay que tener claro que es y para que los necesitamos. En el caso del Hosting hay una serie de cuestiones que nos gustaría destacar.

El servicio de hosting puede incluir o no el dominio

Cuando contratas un dominio para un servidor de hosting, podrás hacerlo de dos formas:

  • En el mismo paquete de hosting puedes incluir el dominio, con el mismo proveedor. Al estar todo en el mismo sitio, es posible que todo sea más sencillo.
  • Con diferente proveedor al del hosting. Existen empresas especializadas únicamente en dominios. Por norma general estos dominios resultan más baratos y sus posibilidades son mayores y el manejo de usuario es más sencillo. Cuando se da este caso en el que el proveedor del alojamiento y el del dominio son diferentes, habrá que realizar una configuración básica con la que conseguiremos apuntar del dominio al hosting, para que el dominio use los DNS del hosting.

Tras haber dado uno de estos dos pasos, dispondrás de tu servidor web con tu nombre de dominio con el que serás visible en internet.

Diferente hosting según necesidades y aplicaciones

Es importante cuando queremos contratar un servicio de hosting web, tener claro la clase de web que vamos a alojar. No tener en cuenta esto puede hacer que elijamos mal el servicio contratado. Básicamente existen dos tipos de webs:

1.- Web estática: es un conjunto de páginas HTML muy sencillas y de contenido permanente. Sus ficheros tienen extensión htm o html y su contenido es fijo o poco cambiante. Cuando la web es estática, el usuario solo se baja un liviano archivo HTML cada vez que entra en una página, esto es un trabajo fácil para un servidor.

2.- Web dinámica: como su nombre indica su contenido varía constantemente y el lenguaje de programación más habitual para este tipo de webs es PHP. Webs dinámicas son por ejemplo; tiendas online, wikis, foros, blogs…, estas herramientas se realizan en PHP y en la mayoría de los casos utilizan bases de datos para alojamiento de información activa por lo que las exigencias de cara al servidor serán mucho mayores. Cuando la web es dinámica el usuario al entrar en una página se descarga un proceso generado en ese mismo momento, esto dificulta el trabajo del servidor.

En resumen, un servidor en el que se alojen una gran cantidad de webs estáticas, podría fallar si intentamos alojar una web dinámica. Este es un error muy común, no debemos infravalorar las necesidades de nuestra web contratando un servicio de hosting web demasiado barato.

Elección del sistema operativo para el servidor

El proveedor de hosting, normalmente te dará la opción entre Linux y Windows

1.- Linux; este sistema operativo es la opción más elegida por los usuarios. Es un sistema muy testado en páginas web y es el que mejor valoración tiene. Por ejemplo, La Wikipedia está creada con sistema operativo Linux. Si necesitas instalar aplicaciones web con lenguajes como Perl, PHP o Python con bases de datos WordPress, Jompla o MySQL la elección más lógica de sistema operativo será Linux.

2.- Windows; se utiliza este sistema operativo cuando las aplicaciones y bases de datos que se pretenden instalar, como ASP.NET o SQL Server, están basadas en tecnología Microsoft.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *