Analizando el teletrabajo: ¿Ha llegado para quedarse?

El coronavirus ha brindado al teletrabajo la mayor oportunidad de su historia. Un momento que puede marcar el punto de inflexión que venía necesitando la cultura laboral a nivel mundial. Y hasta ahora parece que la prueba está funcionando, al menos en el hecho de disipar sospechas sobre la caída de la productividad o la falta de comunicación entre empleados.

Además se están sorteando, con mayor o menor acierto, algunos obstáculos propios del confinamiento, como la precipitación con la que muchas empresas y trabajadores han tenido que adaptarse a las nuevas circunstancias, o las implicaciones psicológicas derivadas de la situación.

En este sentido, GlobalWebIndex (GWI) ha realizado un estudio sobre las percepciones de los empleados respecto al trabajo a distancia en circunstancias normales, quitando de la ecuación factores como la ansiedad y la frustración provocadas por la pandemia.
El objetivo de la compañía es comprender algunos de los beneficios a largo plazo del teletrabajo, así como ver qué medidas y formas pueden ayudar a mejorar este sistema laboral.

Teletrabajo como mecanismo de empoderamiento

Una de las conclusiones a las que llega el análisis de GlobalWebIndex es el hecho de que el trabajo en remoto favorece la agilidad en el negocio y empodera al trabajador.

A menudo pensamos en las ventajas de trabajar desde casa en términos estructurales, como ahorrar dinero en alquileres de oficina o acceder a un grupo más amplio de demandantes de empleo.

Ver la noticia completa en reasonwhy.es

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *