Los ataques de ransomware de doble extorsión ya afectan a los sectores más esenciales

El ransomware lleva camino de convertirse en el gran problema de seguridad de 2021, con ataques cada vez más sofisticados. Un nuevo informe desarrollado en este terreno por la firma de seguridad Zscaler advierte además que en los últimos meses se han disparado de forma exponencial los conocidos como ataques de «doble extorsión»: aquellos que no solo secuestran los datos de sus víctimas, sino que que amenazan con filtrarlos o exponerlos de forma pública si no se paga el rescate.

La creciente sofisticación de estos grupos cibercriminales está llevando además a que los ataques sean cada vez mas selectivos. Así como ha explicado Deepen Desai, CISO y VP de Investigación de Seguridad en Zscaler, «los delincuentes golpearán a aquellas organizaciones que tienen una mayor probabilidad de pagar el rescate. En muchos ataques ya hemos detectado que los cibercriminales tenían conocimiento de aspectos como la cobertura del ciberseguro de la víctima, así como de los proveedores de la cadena de suministro críticos, lo que les coloca en la diana de estos ataques».

La doble extorsión: el método preferido

A finales de 2019, ThreatLabz (el equipo de investigación de Zcaler) observó una creciente preferencia por los ataques de «doble extorsión» en algunas de las familias de ransomware más activas e impactantes.

ver articulo completo en muycomputerpro.com